Etiquetas

, , , , , ,

Fotolito2

Santo Padre, Francisco

Hace ya un tiempo que he querido contactar con su Santidad, solicitándole su apoyo para poder llevar a buen termino los deseos de María aparecida en Unbe-Bilbao (España), no ha sido posible llegar a su persona, cosa que entiendo por la cantidad de tareas propias de su cargo.

Desde el año 1941 y hasta el año 1988 la virgen se apareció a Felisa Sistiaga unas 60 veces, en muchas de ellas pidió hacer una capilla y hasta el momento no ha sido facilitado la realización de las obras.

Todos los fines de semana se pide, en la llamada la “casa de la Virgen”, por las intenciones del Papa y de nuestro Obispo, claro que en esas intenciones no se si están incluidos los deseos de María manifestados en Unbe. Ya han pasado muchos años y cambiado varios Papas, esto me lleva a pensar que hasta ahora no han estado incluido sus deseos.

Como humanos que somos y los cristianos creyentes, que tengamos que pedir a Dios y María lo que nosotros mismos podemos decidir, es cargar a Dios y María con peticiones, no voy a decidir innecesarias pero si ridículas, porque yo nunca le pido a Dios que me haga la comida si la puedo hacer yo.

Dejar que sea Dios quien decida lo que la Virgen nos ha pedido a los peregrinos, es como devolver la pelota a María lo que toca a nosotros y a nadie más hacer. El merito tiene que ser nuestro con nuestro esfuerzo y sacrificio.

Nunca la Virgen pidió que se pidiera a ella o a Jesús que nos ayude a hacer la capilla. La Virgen dijo “quiero aquí una capilla” y “que se venga en procesión” y “rezar por los pecadores“.

Tras muchos años, para demostrar y asegurar que las apariciones son ciertas, la Virgen María obro más de Mil gracias y milagros, ya el Papa Benedicto XVI, estaba convencido de que esto no se podía perder, con el cambio de Papa, esto ha quedado relegado para nosotros al olvido. Nuestro deseo es el de María, pero necesitamos el apoyo de su Santidad porque siempre hemos estado dentro de la Iglesia y queremos su beneplácito.

Se nos puede decir a nosotros peregrinos, que si rezamos para que se realicen las obras y no se hecho será porque Dios a si lo a querido, cosa que no lo creo ya que María lo pidió ya hace mucho tiempo y en muchas ocasiones, ¿tendría Nuestra Madre María la duda de si lo íbamos a hacer? motivo de tanta insistencia.

¿Qué valor se le está dando a la acción de María, la Madre de Dios y la Madre de la Iglesia?.

En estos momentos, el Obispado de Bilbao es quien regenta el lugar, ofreciendo a congregaciones entre otras, Benedictina (pueden consultar por internet el caso) para que se asiente en el lugar y tras dos años, aún nadie se ha interesado, ¿será por que no es así como María lo quiere? además se manifiesta que había que hacer una basílica o algo así ¡algo grande! donde hacer ceremonias de matrimonios bautizos etc. Insistiré en que la Madre solo pidió una capilla, querer hacer un palacio no es lo que manifestó, su deseo es hacer una capilla en su honor.

La Virgen María, no viene de vacaciones aquí a la tierra, su misión es salvar a todos sus hijos e hijas, ¿que hacemos nosotros? no le hacemos caso, todo son dificultades, tenemos que saber que ella María, es conocedora de estas dificultades pero no se da por vencida y si no se le hace caso en un lugar lo hará en otro. Aquí en Unbe la familia Arrieta Sistiaga han demostrado durante toda una vida, el sacrificio que ha supuesto en sus vidas no abandonando nunca a María y ellas ya han cumplido, María estoy seguro que les tendrá un lugar preparado.

Considero injusto, que puedan morir esta familia, sin ver cumplido los deseos por los que han luchado tanto, está en manos de nuestra Santa Madre Iglesia dicho honor.

Pido a su Santidad y como yo todos sus peregrinos, nos ayude a cumplir los deseos de la Virgen Pura Dolorosa, aparecida en Unbe.

Que Dios nuestro Señor y María nuestra Madre le infundan la fuerza para dar este paso tan esperado y sepamos muy pronto su decisión.

Un peregrino de la Virgen de Unbe.